Somos la tercera generación de una familia italiana con más de 50 años de experiencia en fabricación de helados.

En 1988 pasamos de las tradicionales heladerías de la familia a fundar Cremolatti, con el objetivo de elaborar un helado artesanal y por sobretodo natural, que fuera capaz de satisfacer paladares exigentes.

Metas que gracias al compromiso y responsabilidad de cada uno de los integrantes del equipo pudimos conseguir, logrando así ocupar un lugar de privilegio en el liderazgo del mercado. Por este motivo, nos propusimos duplicar el desafío y mejorar día a día para que nuestros productos superen las expectativas de nuestros clientes.

Cremolatti